Una boda al lado de la playa

La boda civil de Tole y Julián en Jávea


La boda de Tole y Julián es una de esas bodas en la sentimos que nos faltaban manos y ojos para poder fotografiar la cantidad de situaciones divertidas que ocurrieron: una emotiva boda civil con una fiesta digna de recordar. Celebrada en el restaurante Atalaya de Jávea disfrutamos de un soleado día con vistas al mar.

Una boda civil celebrada en Jávea al lado de la playa

Comenzamos la mañana en el Parador de Jávea donde la pareja nos esperaba para brindar con cava antes de comenzar a vestirse. La parece lució unos bonitos trajes hechos a medida por un sastre de la antigua escuela, zapatos de Wescott Shoemaker y complementos de Solo Io.

Una vez vestidos acompañamos a la pareja a hacerse fotos con la familia y a hacerse fotos en pareja disfrutando de las vistas que ofrece el Parador de Jávea.

Los novios eligieron nombres de calles del barrio de Ruzafa, barrio donde vive la pareja,  para el sitting.

Y llegó la hora de la ceremonia civil organizada en secreto por un grupo de amigas en la que amigos y familiares dedicaron a la pareja emotivos textos que hicieron llorar a unos cuantos. Lo más gracioso de esta ceremonia es que contó con muchos invitados de 4 patas puesto que tanto su galgo italiano Marlon como todos sus amigos asistieron atentos subidos en brazos (para no perderse nada).

Antes de entrar a comer los invitados disfrutaron de un coctel en la terraza del Atalaya, en el mismo lugar donde horas después lo darían todo con una pedazo de sesión de Paco Plaza de Biplaza Ruzafa.

Este es un resumen de un enorme reportaje que hemos preparado a la pareja. Esperamos que os haya refrescado tanto como a nosotros.

¡Besos de los fandi!



subir