Una boda religiosa celebrada en Masía Aldamar


Una boda religiosa celebrada en Masía Aldamar

La boda de Mauricio y Valentina en la iglesia San Juan del Hospital


Os presentamos el enlace religioso de Mauricio y Valentina oficiada en la iglesia San Juan del Hospital y con una gran fiesta, hora loca incluida, en la Masía Aldamar.

Una boda religiosa celebrada en Masía Aldamar

Colombianos, venezolanos, ecuatorianos, estadounidenses, portugueses, dominicanos y españoles acudieron a celebrar y compartir con Mauricio y Valentina un día tan especial.

La pareja se conoció en Oviedo preparando el examen para ingresar en la especialidad de Medicina y desde hace tiempo trabajan y residen en Valencia por lo que buscaron buenos espacios para celebrar su boda.

La pareja decidió vestirse en la Masía Aldamar puesto que a Valentina le encanta el espacio y quería que estuviese muy presente en todo el reportaje de forma que por turnos (y para no verse) se vistieron en la misma sala: en primer lugar Mauricio con sus padres y hermano, más tarde,  Valentina con sus padres.

El novio escogió a Josefina Huerta para su traje y zapatos y la novia un precioso vestido de Pronovias y con joyas de Sazingg, una empresa de joyas con lazos familiares con la novia.


Del maquillaje de la novia se encargó Sara de InstaGlam.

El anillo que lleva Valentina lo compró Mauricio en un viaje que hicieron a Miami en el que aprovechó para comprarle el anillo de precompromiso y compromiso.

La novia salió de la masía rumbo a la iglesia en un espectacular Lincoln 1934 de la empresa Estil Morgan.

La decoración de la Masía corrió a cargo de flores Vendrell.

Al finalizar el cocktail de bienvenida la pareja y todos sus invitados disfrutaron de un espectacular castillo de fuegos artificiales en la zona de la piscina de la Masía.

El novio aprovechó la cena para dar un discurso de agradecimiento a todos los invitados por su asistencia en especial a sus familias y su mujer.

Para el baile nupcial la pareja deleito a sus invitados con un merengue, una bachata y salsa.

Y llegó la “hora loca” sorprendiendo a los invitados. Para los que no sabéis, la hora loca es una tradición de países sudamericanos en la que, como su nombre lo indica, no es más que una hora de música variada y divertida en la que los invitados no paran de moverse y divertirse. Una experiencia a donde se baila, se salta y se canta a todo pulmón.

Son ya unas cuantas veces las que hemos acudido a realizar nuestro trabajo a Masía Aldamar, del grupo el Alto, y es un lugar que nos gusta por muchas razones. Y tú ¿donde vas a celebrar tu boda?

Consulta para tu reportaje de boda

Si deseas conocer más información sobre nuestros reportajes de fotografía y vídeo, estaremos encantados de responderte.
  • Los emails contestados a cuentas de Hotmail acaban en la carpeta de SPAM, revisa tu correo no deseado o usa un email alternativo que no sea Hotmail.

 

 



subir